7 Razones por las que debería desaparecer la pizarra tradicional.

¿Cuántas pizarras tienes en tu aula? Una pizarra tradicional y una pizarra digital????

De ahí que el artículo de hoy sea una reflexión de por qué a día de hoy conviven las dos pizarras en muchas aulas, por qué nadie da el paso de sacar de las aulas la pizarra tradicional para quedarse únicamente con la pizarra digital. Vaya por delante que este artículo no quiere polemizar, sino dar respuesta a una pregunta que tal vez te hayas hecho en algún momento. Aquí van mis razones por las que creo innecesario la convivencia de las dos pizarras en el aula.

 

Pizarra tradicional

Imagen extraída de Shutterstock

¿Qué pasaría si desapareciera la pizarra tradicional de las aulas?

Deja que te responda: nada. No pasaría absolutamente nada. Entonces, ¿por qué en tantas aulas conviven tanto la pizarra tradicional como la pizarra digital? No me considero tan listo como para pensar que he sido el primero en formularme esta pregunta. Quiero pensar que como yo hay otros que no son capaces de verle ningún sentido a esta duplicidad. Para muchos como yo, la pizarra tradicional se ha convertido en un mero objeto decorativo. En mi caso son contadas las ocasiones que la utilizo. ¿Por qué? Aquí van alguna de mis razones.

7 Razones por las opté por usar la pizarra digital en detrimento de la pizarra tradicional.

1. Libro de texto digitalizado. Desde que uso el libro de texto digitalizado en mis asignaturas, el uso de la pizarra digital ha sido clave para la mejora de mi práctica como docente. En la pizarra digital proyecto los contenidos de cada una de las Unidades Didácticas.

2. Técnicas de estudio. Gracias a la pizarra digital puedo trabajar las Técnicas de estudio de las palabras clave, el subrayado y los esquemas de cajas.

3. Capturar una imagen. La pizarra digital me permite sacar una foto de todo aquello que voy trabajando y que me interesa guardar. En el caso de la pizarra tradicional esto no es posible.

4. Ahorro de tiempo. El ahorro de tiempo que supone la pizarra digital frente a la tradicional es enorme. Piensa en el tiempo que necesitas para escribir en la pizarra tradicional y el tiempo que tardas en proyectar un contenido en la pizarra digital.

5. Material audiovisual. El material audiovisual es el gran aliado de la pizarra digital. El hecho de poder usar la pizarra para reproducir vídeos, presentaciones, música, etc., coloca la pizarra digital tradicional en clara desventaja. Además, la pizarra digital, a diferencia de la pizarra tradicional es una puerta al mundo, una puerta al conocimiento a través de la conexión a internet.

6. Atractivo para el alumno. ¿Has percibido alguna vez las ganas que tiene un alumno de salir a realizar actividades en una u otra pizarra? ¿Verdad que la predisposición para salir a realizar ejercicios con la pizarra digital es mucho mayor que la tradicional?

7. Desaparición de la tiza. Odio la tiza. Siempre he pensado que es el gran enemigo tanto de la pizarra digital por el polvo en suspensión que genera en los equipos como para el docente. ¿Por qué en el docente? Puedes leer la respuesta en este enlace.

A modo de conclusión.

Siempre he defendido en este blog el uso de las Nuevas Tecnologías para la mejora de la práctica docente. La pizarra digital viene a sustituir la pizarra tradicional, no a convivir con ella. Cuando te refieres a la expresión avance tecnológico debes tener presente qué se entiende por la palabra avance. Yo entiendo superación y, por qué no, también sustitución. Por eso, tal vez sea el momento de superar la dependencia que muchos docentes ven aún en la pizarra tradicional, una dependencia instalada en la zona de confort, en el rechazo por el aprendizaje de nuevas herramientas, en el miedo a cambiar la metodología de enseñanza, en el es que siempre ha estado allí. Se puede enseñar sin la pizarra tradicional. Se puede ser mejor docente con la ayuda de la pizarra digital.

 

Vía http://justificaturespuesta.com/

(213 Posts)

José Aurelio Pina Romero, Licenciado en Ciencias y Técnicas Estadística por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Ejerce como profesor de Matemáticas en el IES Bahía de Babel. Es amante de las nuevas tecnologías y metodologías educativas, y en su tiempo libre le gusta practicar deporte y viajar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *